Alimentos transgénicos

Nutrición y salud

Dietas, nutición, recetas e información para una alimentación sana

A continuación puedes leer información sobre Alimentos transgénicos. Este artículo muestra información sobre nutrición y salud con caracter divulgativo que no puede ni debe sustituir la opinión de un médico o profesional de la nutrición.

Si tienes dudas o problemas de salud relacionados con este artículo, Alimentos transgénicos, te sugerimos que consultes con tu médico o nutricionista.

beneficios o riesgos de alimentos transgenicos

Los alimentos transgénicos son los alimentos derivados de organismos modificados genéticamente. Los alimentos transgénicos se modifican genéticamente introduciendo modificaciones en su ADN mediante la ingeniería genética, a diferencia de alimentos similares que han sido modificados genéticamente, mediante la reproducción selectiva (cultivo de plantas y animales) o de mutaciones genéticas. Los primeros alimentos transgénicos salieron al mercado en la década de 1990. Por lo general, los alimentos transgénicos son vegetales como la soja, el maíz el aceite de girasol y el aceite de semilla de algodón, pero también se han desarrollado alimentos transgénicos de origen animal. Como ejemplo de animales transgénicos, en 2006 se creó un cerdo transgénico para producir ácidos grasos omega 3 cambiando uno de sus genes. Los investigadores también han desarrollado una raza transgénica de cerdos que son capaces de absorber el fósforo de las plantas que comen más eficiente y como consecuencia, el contenido de fósforo del estiércol se reduce hasta en un 60%.

Los críticos se han opuesto a los alimentos transgénicos por varias razones. Algunos de los motivos de este rechazo a los alimentos transgénicos son cuestiones de seguridad, preocupaciones ecológicas y las preocupaciones económicas planteadas por el hecho de que estos organismos transgénicos están sujetos a la ley de propiedad intelectual.

¿Cómo se crean alimentos transgénicos?

La manzana, ejemplo de alimento transgenico

La ingeniería genética que da lugar a la creación de alimentos transgénicos, comienza con la identificación y aislamiento de un gen que expresa un rasgo deseable. El aislamiento del gen que se quiere aplicar para crear el alimento transgénico se hace utilizando de enzimas de restricción. Una vez aislado el gen, se selecciona una planta o animal receptor, a partir del cual se quiere obtener el alimento transgénico. El gen se inserta incorporándolo en su genoma a través de un género de bacterias, como el Agrobacterium, a través de una pistola de genes introduciendo partículas elementales cubiertas de ADN plásmido, electroporación o mediante un virus. Una en el receptor, el gen recién incorporado se convierte en parte del genoma del receptor y se regula de la misma manera que otros genes.

Alimentos transgénicos: historia

El pionero de la genética moderna es el monje austriaco del siglo XIX Gregor Mendel, que realizó experimentos con guisantes y dedujo que había factores hereditarios discretos responsable de la forma en que resultó. En su leyes gaméticas de la pureza y la segregación independiente, Mendel codificaba lo que los agricultores habían practicado durante generaciones.

James Watson y Francis Crick descifró el código genético en Cambridge en 1953. La identificación de la estructura de doble hélice del ADN hizo posible la ingeniería genética en humanos. Pero tuvieron que pasar de dos décadas de su descubrimiento, que ganó el Premio Nobel en 1962, antes de dar resultados en el laboratorio y dos más hasta que los alimentos transgénicos fueron comercializados.

Sin embargo, la modificación genética tiene otras ramificaciones, como sus detractores señalan. Según Sue Dibb y Tim Lobstein de la Comisión de Alimentos, los alimentos transgénicos "abren posibilidades de que los métodos tradicionales no podían. Los genes se pueden agregar, suprimir o inactivar en las células... En la rama más revolucionaria de la ingeniería genética qpuedan ser transferidas de un especie a otra. "

El maiz también se ha utilizado como alimento transgenicoEn la naturaleza, señalan, no puedes cruzar un pez con un vegetal. Animales y plantas han sido separados en la evolución. Pero los investigadores de laboratorio han producido una variedad de tomate transgénico "resistente a las heladas" introduciendo en su código genético un gen que protege a un pez del frío. La primera planta transgénicas se crearon a principios de los ochenta, cuando un gen de una bacteria fue introducido en una petunia. Posteriormente se han hecho otros experimentos con alimentos transgénicos como introducir un gen de laurel en semillas oleaginosas, para mejorar su aceite o introducir un gen de pollo en un tipo de patatas para hacerlas resistentes a enfermedades.

En los años noventa, la biotecnología pasó del laboratorio a las explotaciones agrícolas y tiendas y se convirtió en una industria en auge. En 1990, el primer alimento transgénico, una levadura, se aprobó en el Reino Unido, en 1992 y el primer alimento que usa un ingrediente transgénico, un queso vegetariano, salió a la venta en el Reino Unido y pocos tres años después, los supermercados comenzaron a vender puré de tomate modificado genéticamente.

Entre 1996 y 1998, según el Worldwatch Institute, la cantidad de terreno dedicada a la plantación de productos transgénicos aumentó de dos a 28 millones de hectáreas en todo el mundo, y alrededor de 60 cultivos diferentes, especialmente la soja, se han desarrollado.

Sin embargo, hay indicios de que la burbuja de la biotecnología puede estar a punto de estallar. En los EE.UU., la plantación comercial de alimentos transgénicos ha ganado terreno. Sin embargo, Europa se está resistiendo, y en la siembra comercial de alimentos transgénicos del Reino Unido se ha frenado, aunque el Gobierno sigue adelante con los ensayos de cultivos transgénicos.

Alimentos transgénicos: ejemplos

La soja es uno de los ejemplos de alimentos transgénicos. La semilla de soja transgénica es resistente a los glifosatos y a los herbicidas basados en glufosinato. Para conseguir esto, se han extraido genes resistentes a los herbicidas de bacterias y se han insertado en las semillas de soja.

Otro ejemplo de alimento transgénico es el maíz transgénico. Insertando nuevos genes en el genoma del maíz. Este alimento transgénico es resistente a los glifosatos y a los herbicidas basados en glufosinato, resistente a los insectos. Esto es debido a que el maíz modificado genéticamente, utiliza algunas proteínas utilizadas anteriormente como plaguicidas en la producción de cultivos orgánicos. Otra variedad es el maíz enriquecido con vitamina C, beta caroteno y cuya cantidad de ácido fólico. Se distingue este maíz transgénico por sus granos de color naranja brillante.

tomates alimentos transgenicosLos tomates son otro de los alimentos transgénicos que se han intentado introducir en el mercado. Una variedad de tomates transgénicos había sido modificada de forma que la enzima poligalacturonasa era anulada y esto hacía que los tomates tardaran más en pudrirse una vez eran recolectados. Para conseguir este alimento transgénico, una copia inversa del del gen responsable de generar esta enzima se introducía en el genoma de la planta. Este tipo de tomates transgénicos ha sido retirado del mercado debido a problemas en su comercialización.

Las patatas son otro alimento transgénico en el cual la enzima almidón sistasa unida a gránulo se ha inhabilitado mediante la inserción de copia opuesta de este gen. Este tipo de patatas transgénicas se producirán exclusivamente según las condiciones de la agricultura por contrato y no estarán disponibles en el mercado general.

El arroz transgénico ha sido modificado contener altas cantidades de vitamina A. Para conseguir este alimento transgénico, se han implantado tres nuevos genes al arroz: dos de los narcisos y el tercero de una bacteria.

Alimentos transgénicos: beneficios

tomate transgénico

Los alimentos transgénicos tienen ventajas y desventajas. La población mundial ha superado 6 billones de personas y se prevé que se duplique en los próximos 50 años. Asegurar un suministro adecuado de alimentos para esta población en auge va a ser un reto importante en los próximos años y el uso de alimentos transgénicos se plantéa como una alternativa.

Algunos de los beneficios de los alimentos transgénicos, podrían ser:

  • Reducir las pérdidas en cultivos por plagas de insectos sin necesidad de productos químicos al crear alimentos transgénicos resistentes a los insectos.
  • Alimentos transgénicos tolerantes a herbicidas, de forma que los herbicidas que dañan algunos tipos de cultivos puedan utilizarse y así evitar más fácilmente el ataque de plagas de insectos.
  • Alimentos transgénicos resistentes a enfermedades causadas por virus, hongos y bacterias.
  • Alimentos transgénicos resistentes al frío.
  • Se pueden conseguir variedades de plantas transgénicas que necesiten menos agua y soporte periodos de sequía y puedan plantarse en zonas con poca agua. El objetivo es conseguir plantas transgénicas tolerantes a la sequía.
  • Otro de los objetivos es conseguir alimentos transgénicos con mejores nutrientes. Esto podría ayudar a combatir la desnutrición en países del tercer mundo.
  • Otra opción es crear fármacos utilizando alimentos transgénicos. De esta forma se podía por ejemplo introducir una vacuna en un tomate de forma que sería mucho más fácil de transportar, almancenar y administrar que las vacunas convencionales.
  • Algunas plantas transgénicas no tienen como objetivo ser alimentos transgénicos. Algunas plantas transgénicas se utilizan para eliminar la contaminación de lugares y aguas subterráneas que se encuentran donde están plantadas.

Alimentos transgénicos: riesgos

Algunos de los riesgos de los alimentos transgénicos son:

Riesgos ambientales de los alimentos transgénicos

  • Las especies modificadas para crear alimentos transgénicos podrían producir daños involuntarios a otros organismos. Este tema es objeto de enconado debate, y ambos lados de la discusión están defendiendo sus datos. En la actualidad, no hay acuerdo acerca de los resultados de estos estudios y el riesgo potencial de daño a los organismos no es objetivo, será necesario evaluarlo más a fondo.
  • La creación de alimentos transgénicos puede reducir la eficacia de los plaguicidas. De la misma forma que algunos mosquitos han desarrollado resistencia a los ahora prohibidos plaguicidas DDT, muchas personas están preocupadas de que los insectos se hagan resistentes a cultivos que han sido genéticamente modificados para producir sus propios pesticidas.
  • Otra preocupación es que los cultivos transgénicos diseñados para la tolerancia a herbicidas es el cruce de especies, que puede dar lugar a la transferencia de los genes de resistencia a los herbicidas a otras plantas. Estas "super malas hierbas", serían también tolerantes a los herbicidas.

Hay varias soluciones posibles para los riesgos ambientales que pueden ocasionar los alimentos transgénicos:

Los genes se intercambian entre las plantas a través del polen. Hay dos maneras de asegurar que otras especies no reciben los genes introducidos en plantas transgénicas:

  • La creación de plantas modificadas genéticamente con machos estériles (no producen polen).
  • Modificar la planta transgénica para que su polen no contenga los genes introducidos. De esta forma se evitaría la polinización cruzada y especies inofensivas de insectos que se alimentan del polen, no se verían afectadas.

Riesgos para la salud humana de los alimentos transgénicos

  • Existe la posibilidad de que la introducción de un gen en una planta puede crear un nuevo alergeno o causar una reacción alérgica en individuos susceptibles. Pruebas exhaustivas de los alimentos modificados genéticamente pueden ser necesarias para evitar la posibilidad de daño a los consumidores con alergias a los alimentos.
  • Se desconocen los efectos de los alimentos transgénicos sobre la salud humana. Hay una preocupación creciente de que la introducción de genes extraños en las plantas de alimentos pueden tener un impacto inesperado y negativo sobre la salud humana.

En su conjunto, con la excepción de la posible alergenicidad, los científicos creen que los alimentos transgénicos no presentan un riesgo para la salud humana.

Riesgos económicos de los alimentos transgénicos

  • Introducir un alimento transgénico en el mercado es un proceso largo y costoso y las empresas de biotecnología quieren garantizar una rentabilidad para su inversión. Muchas nuevas tecnologías de ingeniería genética y las plantas transgénicas han sido patentados y la infracción de patente es una gran preocupación de los agronegocios. Sin embargo, los defensores del consumidor están preocupados de que estas patentes de nuevas variedades de plantas aumentará el precio de las semillas tan alto que los pequeños agricultores y los países del tercer mundo no podrán permitirse el lujo de las semillas para los cultivos transgénicos, ampliando así la diferencia entre ricos y pobres.
  • La transmisión de genes de las plantas transgénicas podría afectar a especies de forma que se perdieran cosechas, con la consecuentes pérdidas económicas.

Artículos relacionados con Alimentos transgénicos